1. Hechos saludables sobre las plantas
  • Las plantas tienen un efecto beneficioso sobre las personas y los espacios donde viven.
  • Los pacientes hospitalizados se recuperan antes si tienen una cama con vistas a un parque.
  • Las plantas reducen la acumulación de polvo en las superficies horizontales y al mismo tiempo mantienen el grado de humedad del aire en un nivel óptimo.
  • Las plantas reducen el estrés.
  • Un grupo de sujetos de experimentación con molestias como cansancio, dolor de cabeza, tos y ojos irritados mejoró considerablemente después de poner varias plantas en su salón o entorno laboral. ¡Sus molestias disminuyeron en nada menos que un 30%!

          (volver arriba 

 
 
Esta lista de plantas purificadoras del aire ha sido compuesta por la NASA como parte integrante del “NASA Clean Air Study”, que tenía como objetivo estudiar cómo tener aire puro en las estaciones espaciales. Todas las plantas absorben dióxido de carbono y otras sustancias nocivas y liberan oxígeno. Las plantas en esta lista también eliminan cantidades significativas de benceno, formaldehído y/o tricloroetileno. No sólo las plantas hacen este trabajo tan útil, sino que también los microorganismos en la tierra de la maceta contribuyen a la filtración del aire.  
 
En concreto esto significa que las plantas también absorberán sustancias nocivas en tu casa. Piensa por ejemplo en el humo de cigarillos, olores desagradables procedentes de la cocina, y también en las partículas en suspensión que de todos modos están en el aire. En resumidas cuentas: al poner en tu casa las siguientes plantas de Take-a-way Trends, en realidad estarás instalando un filtro de aire biológico.
 
           (volver arriba)
3. Plantas de cultivo ecológico
El sector de la horticultura es el sector más innovador en cuanto al ahorro de energía. Incluso se están desarrollando invernaderos que devuelven energía a la red.
Hoy en día la normativa medioambiental es tan estricta que ya no resulta posible cultivar plantas de un modo antiecológico. Muchísimos pesticidas e insecticidas que se usaban antes están prohibidos desde hace años. El precio del petróleo hace que los cultivadores sustituyan a tiempo sus invernaderos y que intenten mantener un aislamiento óptimo para limitar así los gastos de calefacción. Ingeniosas computadoras se encargan del clima en el invernadero mediante el control de la calefacción y la ventilación, aprovechando al máximo el calor diurno natural y la radiación del sol.
Éstos son algunos de los desarrollos y medidas que alivian el medio ambiente:
  • Calor residual. Muchos cultivadores hacen uso del calor residual de centrales de energía y del agua de enfriamiento de otras grandes industrias. Así se pueden alcanzar temperaturas tropicales en los invernaderos.
  • CO2. Durante el proceso de crecimiento las plantas asimilan CO2, que funciona igual que el abono artificial y es retenido por la planta en las hojas, tallos y raíces. El CO2 suele ser un producto residual de las fábricas y en la actualidad se “recicla” a menudo transportándolo a los viveros a través de conductos para que las plantas lo absorban.
  • Prevención. Ya que la UE prohibe cada vez más los pesticidas e insecticidas químicos muchos cultivadores se ven obligados a buscar alternativas. Es decir: encargarse de manera preventiva de que las enfermedades no entren en los invernaderos. Algunos ejemplos buenos de este enfoque son unas esteras de desinfección y mallas contra los insectos en las ventanas de ventilación.
  • Insecticidas biológicos. Ahora que la UE prohibe o impide la admisión de muchos insecticidas químicos, también se emplean cada vez más remedios naturales, como por ejemplo los icneumones que exterminan a otros insectos. Esto ahorra mucho trabajo y protege el medio ambiente de una enorme carga química.

          (volver arriba)

 
 
ES
NL
DE
FR
GB
IT
Facebook